domingo, 10 de abril de 2011

ROBERT Y CLARA SCHUMANN. DOS ROMÁNTICOS.

Como no podía ser de otra manera, me parece oportuno dejar alguna referencia sobre estdos dos grandes músicos del paradigma romántico alemán. Evidentemente no es mi intención plasmar su biografía  y su obra completa ya que se encuentran excelentemente reflejadas en multitud de libros y trabajos, pero al menos y por curiosidad ya que estos dos sonados nombres me vinculan como discente primero y como docente despues a las dos prestigiosas escuelas de musica de Dusseldorf que figuran entre las primeras del mundo, la Robert Schumann Hochschule y la Clara Schumann Musikschule.

Robert Schumann, ha sido catalogado como el poeta de la música, nacido en Zwickau (1810) Sajonia, el pequeño de cinco hermanos. Era el representante del romanticismo musical por su pasión, drama, hipersensibilidad, amor y tragedia. Tuvo la suerte, en cuanto a la música se refiere, de tener a su alcance, cuando era niño, obras de escritores románticos como Shiller, Richter, Byron, Goethe, etc, ya que su padre era editor y librero. Como todo niño tuvo sus dudas en tomar una decisión a la que dedicarse, la música o la literatura, pero el destino quiso que conocierta, en Munich el año 1828, a Heine, un poeta que le influiría en la toma de decisión, decantándose por los estuios de derecho, ya que su madre tenía el fervoroso deseo y posiblemente le influiría, pero no tardaría en abandonarlos, ya que la fuerte atracción por la música, incluso desde niño, y la influencia de un virtuoso pianista Ignaz Moscheles le marcó y más tarde se potenciarían sus deseos con las composiciones de Shubert y Mendelssohn y no menos le influyó un concierto de Paganini que le disipó de toda duda, llegando a convertirse en un gran concertista de piano.

Clara Schumann, tras convertirse, tras largas tensiones, en la esposa de Robert Schumann, Clara Wieck fue una niña prodigio, tambien tocaba el piano llegando a ser una maravillosa concertista hasta el punto de ser considerada la mejor intérprete del siglo XIX. Hija de un vendedor de pianos que no tenía otra ilusión de ver a su hija triunfar en el mundo de la música. Eran tiempos difíciles para que una mujer fuera considerada en algunos ambientes y entre ellos los de la música, pero por suerte llegó a hospedarse a su casa Robert Schumann, que a pesar de no ser aún conocido, se juntaton dos deseos, los de Clara por aprender y el amor que más tarde les unió, convirtiéndose en matrimonio, pero con muchas trabas y penurias pero al fiin llegaron a ser un todo musical. Clara Schumann toca lo que Robert Schumann compone, pero no porque no fuera un virtuoso sino por su impedimentos físico en su mano derecha.

Clara Schumann fue el ejemplo vivo de la abnegación y de la dedicación así como la inspiración de su amado marido que le ayudaba en la composición, también ayudaba al afamado amigo y pianista Johannes Brahms al que así mismo enseñaba.

Espero que esta pareja de virtuosos sirvan de ejemplo a todos aquellos que se dediquen o piensen dedicarse a este noble y bello arte que es la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...